Próxima visita:     Convento de la Encarnación  

 En el siglo XVII se funda en Baeza el convento de Trinitarios Descalzos, pero la edificación del templo no tendría lugar hasta el XVIII. Con la Desamortización llega la demolición del convento, salvándose del mismo destino la iglesia, gracias a la reacción violenta de sus vecinos.
   La planta es octogonal, con un cuerpo rectangular antepuesto. La fachada es muy sobria, ejecutada con un mínimo de exigencias decorativas. La portada consta de un sencillo arco de medio punto entre dobles columnas dóricas de corto fuste y elevado pedestal; encima, frontón partido apenas iniciado, y como remate de esta ingenua portada, dos florones y el escudo coronado de la Orden. Corona la fachada un gran frontón con óculo, único detalle de su tímpano. La torre es cuadrada, convirtiéndose en octogonal en el tramo superior.
   El octógono exterior se traduce en una elipse al interior, de la misma manera que la sobriedad y la piedra se transforman en yeso y profusión ornamental. Hace unos diez años la bóveda central se vino abajo; el tejado ha sido reconstruido, pero la bóveda aún no. Pilastras con capiteles de hojarasca, entablamento con friso de motivos vegetales, yeserías caladas, figurillas de niños y lunetos, junto con balcones con celosías y retablos, dan carácter a su interior barroco.
   Tomando la calle Alcalá, toda ella de edificaciones antiguas, salimos a la Puerta de Toledo y en el núm. 1, la antigua casa de los ROBLES con un curioso patio árabe... de la segunda década del siglo XX. Nos asomamos al final de la calle San Francisco donde se halla el

 

Excmo. Ayuntamiento de Baeza
Pasaje Cardenal Benavides 1
23440 Baeza
Tlfno.: 953 74 01 50