Fin del paseo
  

 A comienzos del siglo XVII se inicia la construcción del Seminario de la Compañía de Jesús. Nuestro ya conocido D. Antonio de Raya, Obispo de Cuzco, aporta a esta fundación la importante suma de 40.000 ducados, consiguiendo la Compañía unas instalaciones reputadas como de las mejores de Andalucía (en 1798 el claustro de la Universidad decía con celos que la casa de San Ignacio era mayor que la de la Universidad). El escritor Francisco de Vilches fue Rector de este Colegio. Después de la Desamortización, el convento es demolido torpemente, nIglesia de San Ignacio.o quedando más que la iglesia.
   La fachada del templo es de muy buena factura. La puerta es de medio punto con trasdós moldurado y clave con un niño; sobre la clave, el escudo del Obispo Raya y en la enjutas dos figuras femeninas que actúan de tenantes. A ambos lados de la puerta, sobre basamentos, dobles columnas dóricas de fustes lisos; en los intercolumnios, dos nichos aconchados y sobre ellos dos cartelas: Año 1609. Encima, un entablamento de triglifos y metopas con los símbolos de los evangelistas y, en el centro, una tiara episcopal. Sobre el entablamento, el tema principal de la fachada: un hermoso relieve perfectamente enmarcado por dos columnas jónicas y un frontón curvo partido donde se inserta un escudo real rematado por un pequeño frontón cerrado, a los lados de las columnas, dos agudos pináculos. El tema del relieve es el siguiente: La representación de la Santísima Trinidad (las potencias sobre la cabeza de Jesús son de hierro), debajo, de rodillas y en éxtasis. San Ignacio y, en el ángulo inferior derecho, de pié y expectante, el generoso Obispo Raya con un báculo en la mano derecha y un sombrero en la izquierda; llenan la escena ángeles músicos y multitud de querubines.
   La cornisa está recorrida por los repetidos modillones esféricos vidriados. En el lateral izquierdo, una espadaña cubierta, con el escudo del Obispo Raya.
   El interior, de una sola nave y planta de cruz latina, se cubre con una bóveda de medio cañón con arcos fajones y lunetos; en el crucero, una cúpula con copulino y cuatro escudos episcopales en las pechinas. Varias capillas de escasa profundidad se abren en los muros. El retablo. discreto, está inspirado en la portada de la iglesia. La decoración barroca es de tono moderado. Se conserva una buena custodia de plata, tipo sol, del último cuarto del siglo XVI.
   El Obispo Raya, muerto en Perú en 1608, fue trasladado a Baeza y sepultado en esta iglesia.

 

Excmo. Ayuntamiento de Baeza
Pasaje Cardenal Benavides 1
23440 Baeza
Tlfno.: 953 74 01 50